martes, 17 de abril de 2018

Volar...

Volar, lo que se dice volar,
Volar, volar, volar. No vuelo.
Pero desde que tire las llaves, ya no quiero entrar.
Desde que quemé las naves, y aprendí a nadar,
Si quieres buscarme, mira para el cielo.
Pero desde que olvide el teléfono en un bar,
Desde que no tengo nada parecido a un plan,
Te prometo hermana que mis suelas no tocan el suelo.
Solté todo lo que tenía, y fui feliz.
 Solté las riendas y dejé pasar.
No me ata nada aquí,
no hay nada que guardar.
Así que cojo impulso y a volar.

Canción del día: 

miércoles, 4 de abril de 2018

Recordar

Debemos recordar las cosas en el orden en el que la entropía aumenta.

Stephen Hawking (1942-2018)

lunes, 26 de marzo de 2018

Cuando amanezca a Volar

¡Orgullo de hermana! Porque es difícil no estar orgullosa de ti.
Te quiero Nana, vuela siempre.
 Feliz cumpleaños. 

Canción del día:

Vengo del viejo mundo, desde su herida,
de donde vive la otra mejilla, de donde el pulso de esta emoción.
Vengo por la vereda, con el delirio de los que sueñan,
con este gesto, con este gesto que me ha dao el sol.
Traigo un pincel y una alforja, traigo remedios, pespuntes
y traigo un corcel que no trota, si no es con esta canción.
Traigo de donde silban los boquerones y las sardinas,
traigo a tu vida, traigo a tu vida el final feliz.

Yo vivo de milagros, de abrir las jaulas,
lanzar tonadas, montar un circo, pintar estelas.
Yo vivo por la cara que se les queda a los gigantes,
cuando me escapo, cuando me escapo de sus cadenas.
Yo vivo del latido de los gorriones que tienen frío,
que andan perdidos buscando amor.
Yo vivo del abrigo de las estrellas tras los olivos,
cerca del río, cerca del sol.

Yo no traigo vergüenza, te mueres de hambre.
De donde vengo te lleva el viento, te traga el mar.
Y tengo sonrisas sin truco y guardo un desierto
en mis besos y no te me asustes si tiemblo,
que en mi sombrero vive un tucán.
Tengo un florín en mi lengua y varios directos de izquierda
y un corazón bandolero y la coartada de un vals.

miércoles, 28 de febrero de 2018

El campo

El campo
de olivos
se abre y se cierra
como un abanico.
Sobre el olivar
hay un cielo hundido
y una lluvia oscura
de luceros fríos.
Tiembla junco y penumbra
a la orilla del río.
Se riza el aire gris.
Los olivos,
están cargados
de gritos.
Una bandada
de pájaros cautivos,
que mueven sus larguísimas
colas en lo sombrío.

Campo - Federía García Lorca

martes, 6 de febrero de 2018

Flaca


Por todos esos grandes momentos, que no sólo conservemos en fotos. Porque, por suerte, todavía hay personas que se ganan esos rincones de ti sin ningún esfuerzo.

¡Hasta la vuelta, flaca! Acá o allá, nos veremos. Te quiero.


Es necesario revivir para poder saborear
Encajo las ideas, reflexión para mejorar
Antes de un gran impulso doy un paso pequeñito para atrás
Todo lo que no atendí
Vuelve siempre a resurgir
Pero sonreímos
Vaya si vivimos
Todo lo que aprendimos
No le dedicaré más tiempo pues el mundo está lleno de mujeres y hombres buenos
Así que le canto a los coherentes
A los humildes que buscan la paz
A los seres sensibles que cuidan de otros seres y saben amar
A todos los que luchan por nuestros derechos
Miran a todo hombre igual
A quienes no me juzguen
Y a quienes estén dispuestos a compartir.

Canción del día:
Rozalen – Girasoles.